jueves, septiembre 16, 2010

Amargo.wmv





Al principio, triste y pequeño. Pero, a medida que toca su banjo, crece con la música y se va dejando llevar por ella hasta transformar su expresión en alegría, rescatada gracias a un guitarrista forastero.
El niño crece, brilla y exhibe su sonrisa apresada en los_ pliegues de su deficiencia sonrisa maravillosa que la magia de la música trae a la superficie.

Después, vuelve dentro de si, dejando su parte de belleza eternizada en este film.
El niño que toca el banjo no es actor, es apenas un chico autista que residía cerca del lugar_ donde se estaba filmando la película.

Cuando,por casualidad, el equipo paró en una gasolinera, surgió esta escena notable del film, que el director Boorman tuvo la felicidad después de incluirla en la pelicula...
Reparen en la expresión del niño...

ITO MORALES


9 comentarios:

Fay .· dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Fay .· dijo...

Wo habia dejado un comentario antes, pero me habia equivocado de blog, ya que habro muchos! jaja sorry :P
bueno ahora si comento, me agrado mucho leer sobre aquel niño, las cosas que pueden pasar en la vida, buenisima entrada un beso grande!

Mayendar dijo...

Hola! gracias por pasar :)

SUAVE CARICIA dijo...

buena noches, me voy a dormir solo vine a darte un beso...mañana te leo

dejo miles de suaves caricias de ensueño
te extrañé eso me trajo

SUAVE CARICIA dijo...

la hora publicada no coincide con mi hora ...son las 2 , 14
dejo
suaves caricias

SUAVE CARICIA dijo...

vi la escena me parecio hermoso, lo maravilloso pero no extraño es, que los seres humanos de una u otra forma llegan en algún minuto a comunicarse.

dejo suaves caricias

Mar dijo...

Me encantó volver a leerte.

Menta dijo...

No me deja ver...en todo caso si es lo que imagino,seguro el alma se sobrecoge...

Un abrazo en tu puerta de nuevo.

Menta

Anónimo dijo...

He pasado por aquí por casualidad... Cuando he comenzado a leer, de repente me has atrapado con la hermosa historia del niño autista y el guitarrista.

No acostumbro a comentar en ningún blog, pero no me podía ir sin dejarte unas palabras de agradecimiento.

He disfrutado y me he emocionado con el niño y los actores.

Gracias por tu narración del vídeo que despertó mi curiosidad.

Feliz Año 2011. Deseo que en el camino que está por recorrer encuentres bellas historias que contar . Sabes tocar el corazón con tus palabras escritas.

Ya te he puesto en "Favoritos"...porque pienso volver por aquí.